domingo, 1 de diciembre de 2013

FAICO


Francisco González “Faíco” Francisco González “Faíco”, sevillano y gitano, nacido en 1872, actuó en Sevilla como niño torero junto a Enrique Vargas “Minuto” y fue considerado como uno de los mejores toreros de su época. Se presentó en Lima en 1899. Astuto, con la alegría a flor de labios y depositario de la gracia andaluza, dicharachero y dueño de mil anécdotas. Típico exponente del toreo gitano, artista, airoso, pinturero, elegante y quieto sobre todo con el capote.

Gozó de gran popularidad, Lima se le rindió y lo adoptó por su exquisita torería. Sus “largas a una mano”, sus gallardos faroles, sus ajustadas navarras y sus pintureros lances “de frente por detrás” fueron únicos. Toreó muchas veces en Acho con actuaciones apoteósicas y esas otras de frustración distintivas de los toreros gitanos. Se quedó con nosotros por más de treinta años. Fue el auténtico gestor de la renovación del toreo en nuestro país con Francisco Bonal “Bonarillo” con quien compartió amistad y rivalidad en los ruedos. Aportó mucho al desarrollo de las ganaderías de lidia peruanas. 

 En 1901 trajo al Perú cuatro toros españoles, tres de Camará adquiridos por Federico Calmet, dueño de la ganadería “Caballero” y otro de Miura, toreado e indultado en Acho, por Celso Vásquez ganadero del “Olivar”. Se retiró del toreo el 1 de noviembre de 1924 en corrida que marcó la presentación en Acho de la ganadería de “Vilca huaura” que salió brava y noble, alternando con Alberto Fernández “Cachucha”, Pedro Castro “Facultades”, Vicente Villanueva y Cruz Duque “Granero de Caracas”. Regresó a España en 1931 al ser derrocado el presidente don Augusto B. Leguía y ser “Faíco” asesor de la ganadería Vilcahuaura” de propiedad de uno de los hijos del presidente depuesto. Murió en Sevilla el 8 de agosto de 1933.

No hay comentarios:

Publicar un comentario