lunes, 13 de junio de 2016

JUAN GALVEZ CARRASCO "EL GITANO DE UTRERA"



Nacio en Utrera (Sevilla) el 21 de diciembre de 1933. El hecho de venir al mundo rodeado de ambiente campero, en el cortijo conocido por el nombre de "El Torbiscal", le acercó desde muy niño al planeta de los toros, y le permitió, tan pronto como sintió una honda vocación torera, dar sus primeros mantazos en tientas, capeas y demás faenas y ferias de ganado. Sin embargo, sus orígenes no le pusieron nada fácil el camino hacia su profesionalización como torero, por lo que no tuvo ocasión de enfundarse un terno de luces hasta los diecinueve años de edad. 

Pero el tesón con que afrontó su verdadera vocación le condujo a presentarse ante la sabia afición de la Villa y Corte (bien es verdad que en el pequeño coso de Vista Alegre) el día 17 de mayo de 1953, en una novillada que contaba con el concurso de la gente de vara y castoreño. Le acompañaron aquella tarde en los carteles los jóvenes novilleros Baldomero Ortega y Antonio Gallardo. A raíz de apariciones como esta, se fue labrando un cierto renombre que le llevó a la arena de la mismísima plaza Monumental de Las Ventas (Madrid) el día 21 de octubre de 1954, fecha en la que hizo el paseíllo con Miguel Campos y con "El Chuli".
Ya por aquel entonces comenzó la desgracia a cebarse con su todavía frágil figura, frenando su segura trayectoria por mor de las numerosas cornadas graves que le iban infligiendo los toros en casi todas las plazas en que hacía acto de presencia. Estos severos contratiempos fueron enfriando su talante dispuesto y animoso, lo que se tradujo poco a poco en una notoria desconfianza ante la cara de las reses bravas. De esta manera, experimentó un descenso en el número de ofertas que recibía, y se vio obligado a tomar la alternativa en tierras hispanoamericanas, donde la fortuna no se le mostraba tan adversa. 

En efecto, el día 27 de mayo de 1962, en la plaza azteca de León de los Aldamas, recibió la alternativa de manos de su padrino, el diestro mejicano Jorge Aguilar González ("El Ranchero"); el cual, bajo la atenta mirada de su compatriota Antonio Oliver López ("Antonio del Olivar"), le cedió los trastos con los que afrontó la lidia y muerte a estoque de un toro criado en las dehesas de Campo Alegre. 

No obstante, insatisfecho por no haber logrado el título de doctor en tauromaquia en la Península Ibérica, Juan Gálvez Carrasco regresó al suelo patrio y se presentó, el día 23 de agosto de 1963, en la pequeña plaza de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Allí, apadrinado ahora por el coletudo sevillano Rafael Jiménez Castro ("Chicuelo"), cumplió su sueño de tomar la alternativa en España, en presencia del espada gaditano José Martínez Ahumado ("Limeño"). Poco tiempo permaneció en activo este desafortunado torero, que no llegó siquiera a confirmar su doctorado en la plaza Monumental de Las Ventas.Falleció el 28 de Mayo de 2001a la edad de 67 años en León( Guanajuato, México), según informa la edición electrónica de el diario La Afición. El fallecimiento se produjo , a consecuencia de un paro respiratorio.

KREGEL BASCH LESSPES EL TORERO BOER


Entre 1899 y 1902 tuvo lugar en Sudafrica la segunda de las llamadas guerras de los Boers (Boers Wars) entre el Imperio Britanico y los colonos de origen neerlandes llamados Afrikaneres,
Kregel Basch Lesspes,fue un héroe anónimo en esta guerra, luchó con bizarría confundido entre aquel puñado de hombres que por largo tiempo, tuvieron a raya a la nación poderosa entre las poderosas, y asombraron al mundo, que todavía se descubre respetuoso ante el recuerdo de aquella épica lucha del pigmeo contra la dominadora del mundo. Exangüe, moribundo, vendiendo cara su vida de héroe defensor de la independencia de su noble patria, cayó prisionero en Ladysmith. y tras un penoso cautiverio de ocho meses, halló todavía energía suficientes para evadirse y consiguió tras penalidades sin cuento; internarse en Francia hallando allí seguro asilo. Casualmente presenció una corrida de toros y su alma templada por la adversidad, para toda clase de luchas, se apasionó por tal espectáculo, dominándole con irresistible fuerza; de espectador quiso ser actor y con la tenacidad propia de su nacionalidad y de su temperamento, lo consiguió tras breves y constantes ensayos. Fue el ídolo del Mediodía de Francia, y su nombre en los carteles era garantía de éxito; disputándoselo todas aquellas empresas, que con su contrata, ven una positiva ganancia. Recorrió entre los plácemes de los públicos, las plazas de Marsella, Nimes, Mont-Marsant, Beziers, Dax, Toulouse, Grenoble, Burdeos, Hyeree y otras muchas. Llegó como curiosidad a Barcelona donde la empresa sub arrendataria de las Arenas, lo contrató en 1905, no pasó más que de eso, de simple curiosidad pues cualquier dato sobre este personaje se pierde en la noche de los tiempos.

sábado, 11 de junio de 2016

TOMAS MORENO ORTIZ "TEMPRANILLO"




Nacido en Baena, el 20 de noviembre de 1944, fue considerado torero de Belmez, al pasar en dicha localidad toda su infancia y juventud, y como tal se anunció en muchos carteles a lo largo de su trayectoria. Hizo su debut con picadores en Tarragona, el 13 de julio de 1970, presentándose en Madrid dos años después, el 1 de julio de 1972. También en Tarragona tomó la alternativa, el 27 de julio de 1975, de manos de Miguel Márquez, que le cedió al toro “Tolero”, de Bohórquez, en presencia de José Luis Galloso. Hasta la fecha, es el torero que más veces ha actuado en la plaza de toros de Belmez, con un total de 10 corridas de toros, una novillada y tres festivales, saliendo a hombros en nueve de sus catorce presencias. 

Su última actuación en Belmez, en corrida de toros, fue el 11 de septiembre de 1993, compartiendo cartel con Fermín Vioque y “Chiquilín”, lidiándose toros de Javier Molina, con balance de vuelta al ruedo y oreja, resultando herido por el segundo de su lote. Su última comparecencia total en el centenario ruedo fue el 14 de marzo de 2009, en un festival en el que actuó junto al Ruiz Miguel, Juan José Padilla, Reyes Mendoza, José Luis Torres y Curro Leal, cortando dos orejas a un ejemplar de Madroñiz.

PEPITO SOLER.



Es un hombre polifacético. Si se le alude por su nombre completo, José Antonio Soler Ródenas, probablemente no le conocerán más allá de su familia, pero si el nombre se reduce a Pepe Soler, seguro que aumenta el conocimiento del personaje, el cual empezó como Pepito en el mundo de los toros y que, cuando perdió el diminutivo, fuera ya del toreo, empezó a construirse el curriculum de un destacado profesional en el mundo de la fisioterapéutica, primero, y de la osteopatía. Matador de toros nacido en Murcia el 5 de agosto de 1957, de muy precoz vocación torera. Viste su primer traje de luces, tras haber lucido en repetidas ocasiones el traje corto campero, el 12 de agosto de 1973 en Cartagena. Durante la siguiente campaña torea en festejos económicos, en buen número de ocasiones, abundando los triunfos como el obtenido en Villena el 27 de octubre, donde alterna con Enrique Martínez “El Quieto” y Ángel Lizán en la lidia de cuatro novillotes de Justo San Miguel y dos de Colmenarejo Hermanos. En tal ocasión le concedieron una oreja de cada una de las reses de su lote. Al presentarse en corrida con caballos el 23 de marzo de 1975 en Jumilla saldría a hombros del coso. Terminó tal campaña con catorce actuaciones en novilladas picadas y se acusa un descenso en los siguientes años al no superar la decena en 1976 y torear solamente en tres ocasiones en 1977. Antes de tomar la alternativa interviene en 1979 en 14 novilladas entre las que es de justicia destacar las del 29 de abril y 11 de mayo. En la primera se enfrenta en el coso carabanchelero de Vista Alegre con seis reses de Bernardino García Fonseca, cortando una oreja a las corridas en cuarto y sexto lugar, mientras en la segunda, celebrada en la plaza de Benidorm alterna con Juan Antonio Ruiz “Espartaco” y Pepín Jiménez en la lidia de ganado de Ignacio Pérez-Tabernero y triunfa rotundamente al cortar una oreja de su primer enemigo y las dos con el aditamento del rabo, en el restante de su lote. La cruz de la moneda se presenta en El Tiemblo (Ávila), donde un cornúpeta de Jiménez Pasquau, de pronóstico muy grave que le contusiona la arteria femoral. Presenciaron el serio percance el espada Juan Palacios y el rejoneador Curro Bedoya. En la feria de su Murcia natal, el 7 de septiembre del citado año 1979, toma la alternativa de manos Manuel Benítez “El Cordobés” quien le cede, en presencia de Sebastián Palomo Linares, la muerte de un toro de la divisa de Antonio Pérez de San Fernando, al que cortaría una oreja, idéntico premio que obtendrían con el astado que cerró plaza. Aún intervino en otro festejo en tal campaña y lo hizo únicamente en cuatro ocasiones al siguiente de 1980, incluida la de su confirmación en Las Ventas el 25 de mayo, con José Antonio Campuzano y Antonio Rubio “Macandro” de padrino y testigo, respectivamente, del protocolo. Se corrieron aquella tarde cinco toros de Luis Albarrán y uno de “Terrubias” y el confirmado dejó pasar sin brillantez tan magnifica oportunidad en pleno serial isidril. Le repiten en Madrid el 17 de agosto para despachar un encierro de Javier Moreno de la Cova y es herido de cierta gravedad en el muslo izquierdo por su primer oponente, en presencia de Crisanto Burgos “El Santi” y José Luis Vargas, que confirmó alternativa. El siguiente 7 de septiembre, al año justo de ser doctorado, haría en Murcia el que sería su postrer paseíllo, junto a Palomo Linares y José María Manzanares, su labor fue muy del agrado de sus paisanos que le otorgaron una oreja de cada uno de los astados de su lote, uno de la ganadería de los hermanos Peralta y otro de la de “Viento verde”. 


Y así acabó la aventura torera de Pepito Soler, que en sus comienzos, hizo concebir esperanzas que no habrían de cumplirse al completo. En la actualidad continua vinculado al mundo taurino al presidir muy eficazmente la Escuela Taurina de Murcia y es propietario de una afamada clinica de osteopatia y fisioterapia.

martes, 7 de junio de 2016

VICENTE MARTIN "FIDEISTA" EL SUGESTIONADOR DE TOROS.


El vallisoletano Vicente Martín «Fideísta», practicó el tancredismo por primera vez el 22 de junio de 1905 con uno de los novillos de Don José Bueno que mataron «Hablapoco», Anastasio Castilla y «Joselete». El suceso ha quedado plasmado en la historia, si bien pequeña, del toreo bufo, merced a la crónica enviada a la revista «Sol y Sombra» por Mariano Presencio que hacía las funciones de corresponsal de la referida publicación ilustrada. La crónica no era de urgencia precisamente, ya que entre el suceso y la publicación pasó un mes, pues apareció en el número 467 correspondiente al 20 de julio -las prisas no son buenas para nada- ilustrada con una foto en la que «Fideísta» aparece más bonito que un sanluis vestido de arco iris.
El texto del ganadero-cronista decía: «Con el cuarto hace la suerte del pedestal el Fideísta, que consintió al bicho, el cual, al llegar a la estatua, arremete contra ella y le pega con la cabeza al pasar. El chico, impávido, se lució y el público le ovaciona, y...solamente un popular concejal y empresario de teatro (no figura el nombre) le echa un billete, por haberle brindado el Fideísta la suerte». Y unos meses después volvió a repetirlo como aperitivo a la lidia de «Mazzantini de Valladolid» y Torriente. Pero «Fideísta» -que era hermano del afamado picador Dacio Martín «Pontonero»- no se quedaba solo en la suerte de don Tancredo, sino que inventaba otras muy pintorescas e insólitas: aguantaba la acometida del toro tomando café tumbado en la arena, o tocando la guitarra, o vestido de hombre de musgo o toreaba montado en bicicleta y hasta montaba un novillo o mataba sobre zancos, como ocurrió el 23 de abril de 1911 en una novillada con «Cantaritos» y «Mellaíto».


El público, en fin, se divertía mientras otros intentaban hacerse toreros. El arrojado «Fideísta» hizo toda suerte de tancredismo, desde el clásico modelo de estatua tipo Don Tancredo López, hasta otras variantes sobre el mismo tema: vestido de arco-iris multicolor o de «hombre de musgo» como los históricos bejaranos, para demostrarle a la afición —y quizás también al toro- que ni al público, ni al toro, le importa la vestimenta de «la cosa estática», sino el valor que se pone en el trance. «Fideísta», que era amante de las viejas costumbres y de la cibernética, también recibía al toro tomando café o tocando la guitarra, rejoneaba en bicicleta y en repetidas ocasiones realizó la suerte suprema encaramado en zancos,se anunciaba en los carteles como "sugestionador de toros". 

Al valiente Vicente no se le ponía nada por delante. Torero bueno, lo que se dice torero bueno, no fue. ¡Pero se fijaba mucho! En el año 1926 "Fideista" fue nombrado representante de la ganaderia de Raso del portillo y en 1929 lidió ganado a su nombre , en las fotos vemos a "Fideista" vestido de Arco Iris y acariciando un toro de Raso del Portillo.

domingo, 5 de junio de 2016

ENRIQUE PATON


Enrique Patón Balsera (Enrique Patón): Nació en higueras el 18 de abril de 1945, dentro de un ambiente familiar muy taurino. Con tan sólo 11 años debutó en un festival en la plaza de Figueres. Actuó de novel sin caballos para todas las plazas de Cataluña, con éxitos sonados en Manresa y debutó con caballos en la plaza de Sant Feliu de Guíxols, el 13 de junio de 1965. Como torero novel llegó a las Ventas, ganando la Puerta Grande en su primera comparecencia. Su alternativa fue en La Monumental de Barcelona, el 3 de septiembre de 1967, como soltero actuó "Chamaco" y "Paquirri" fue testigo de la ceremonia. 


Su primer toro fue Rosagiro de la ganadería de Manuel Arranz. Su última tarde como torero fue también en La Monumental de Barcelona, durante la feria de la Merced de 1977, toreando junto con el catalán Joaquín Bernadó y Dámaso Gonzalez. Fue responsable de la plaza de toros de Castellón y apoderado del torero Matias Tejela.

GREGORIO LALANDA


Gregorio Lalanda López nació en Alameda de la Sagra (Toledo) el día 21 de enero de 1945 con la afición a los toros, su tio fue Marcial Lalanda del Pino y cuando tiene oportunidad intenta torear por las zonas próximas a su pueblo en capeas y tientas. Con 17 años mata su primer novillo en Alameda de la Sagra el día 15 de agosto de 1964. Termina esa temporada toreando 10 novilladas. En 1965 llega a sumar 42 novilladas con picadores. El 12 de octubre del 69 toma la alternativa de manos de Limeño y Miguel Marquez de testigo los toros eran de Guardiola Soto y le corto las orejas al toro de la alternativa. 

Al año siguiente la confirma en Madrid el 6 de agosto con toros portugueses de Murteira padrino Damaso Gomez y testigo José Luis de laCasa, y sale por la Puerta Grande tres tardes consecutivas.
A partir de entonces torea durante siete temporadas las corridas mas duras y grandes, sufriendo varias cojídas, la mas grave en Niones donde un toro de Juan Pedro Domecq le partió la safena. 

En el 1976 un toro le parte los ligamentos y el menisco de la pierna derecha dejándole mermado de facultades, intentando seguir de matador unos años más, pero no vuelve a ser él mismo y decide hacerse banderillero en el año 1980. 

Toreando una media de 70 corridas de toros todos los años, Fue Director de la Escuela Provincial de Toledo, donde se volco en enseñar y ayudar a sus alumnos con todas sus experiencias.

sábado, 4 de junio de 2016

CELESTINO CORREA Rueda.



Nacio en Venezuela en el poblado guariqueño de Tucupido, un 12 de octubre de 1952, habiéndose vestido por vez primera de luces en el Nuevo Circo de Caracas, el 13 de noviembre de 1969. Su trayectoria profesional se inició en la Monumental de Barcelona, el 22 de septiembre de 1974, cuando tomó la alternativa como tal, de manos del español Dámaso Gonzalez como padrino y el colombiano Enrique Calvo "El Cali" como testigo, lidiando entonces, al toro de nombre "Correlinde" de José Ortega Sánchez".
Natural e la localidad de Tucupido, Estado Guárico, centro llano venezolano, Celestino Correa fué un matador de toros de estilo clásico, de alta hechura y buenas maneras, cumplió rodaje profesional por plazas de México, España, Colombia, Venezuela, donde conocieron de su grandeza de buen toreo. 

Su última actuación en corrida de toros, fue el cuatro de mayo de 1997, en la localidad de Guatire, Estado Miranda, en la que alternó con los matadores de toros venezolanos Bernardo Valencia y Manuel Medina "El Rubi", lidiando toros de "Campolargo". 

En sus 23 años como matador de toros, Celestino Correa toreó 72 corridas, cortó 35 orejas y 5 rabos.Murio víctima de un paro cardíaco, a la edad de 56 años de edad en Agosto de 2008 en Maracay.

JACQUES BRUNET ANDRE "JAQUITO"



Nació en Nimes el 26 de marzo de 1948. Tomó la alternativa en Tarragona el 15 de agosto de 1976, Gabriel de la Casa le cedió el toro "Campanito", de Javier Molina, y Agustín Parra "Parrita" actuó de segundo matador.Como dato anecdótico cabe destacar que el torero francés Jacques André Brunet “Jaquito” se presentó en Cuenca el día 24 de agosto de 1975, a la hora del sorteo, con la intención de tomar la alternativa, ya que tenía un contrato con el empresario Sanz Casanova, pues además era baja del cartel por cogida José María Manzanares. Le acompañaban su apoderado con un contrato en su poder y la cuadrilla. 


Al final, tras largas discusiones, entre su apoderado y el empresario, el torero de Nimes se tuvo que conformar con ver la corrida y tomar la alternativa en otra plaza (al año siguiente, en Tarragona, con Gabriel de la Casa como padrino), tras un acuerdo económico. En 1978 fue herido de gravedad en Nimes y decidió abandonar el escalafón en que militaba. Su última corrida como matador de toros tuvo lugar el 22 de octubre de ese año en su ciudad natal, junto a Nimeño II y Simón Casas. Se hizo banderillero y se especializó como puntillero.El 13 de abril de 1982 fallece en accidente de carretera , cuando regresaba de la feria de Arlés su automóvil giró hacia la izquierda y entró en colisión con un camión, resultó muerto a consecuencia del golpe, el siniestro ocurrió en el municipio de Bellagarde, en el sudeste de Francia.

JOSE PARADAS



Sin presumir de haber sido una primerfslma figura del toreo, José Paradas realizó durante seis o siete años brillantes campañas, y siempre por su toreo largo supo mantenerse en un puesto muy estimable. Que la lucha con el toro, con el público y con los competidores en corridas de toros no es la misma que en novilladas, no es precisamente un secreto para ningún torero, y mucho menos para Paradas, que al no poder conservar el terreno conquista do rió desplomarse poco a poco el conjunto de ilusiones. Madrileño, nacido el 17 de abril de 1899 en cierta modesta casa de la calle del Amparo, Paradas siguió en los primeros años de su vida el oficio de sastre, que venía siendo hereditario en su familia. A los once años se trasladó con los suyos a Barcelona. Allí comenzó a frecuentar la Escuela taurina que regentaba «el Tortero». 

Por entonces eran discípulos aplicados de la Escuela, «Pedrucho de Eibar», «Civil», «Mella» y otros. Solían agruparse en núcieos de diez torerillos, abonando al «Tortero» un duro por alumno las raras veces que se contaba con debut de novillo. La tarifa íbáse rebajando conforme aumentaba la experiencia y el sentido del comúpeta. Finalmente llegaban a torearlo, si a aquel constan- te esquivar tarascadas podía llamarse torear, por la módica suma de diez pesetas en conjunto. Tenía diecinueve años Paradas cuando regresó a Madrid pafa vivir en casa de Unos tíos suyos, anticuarios de profesión y amigos, por más señas, de los hijos de la «señá» Gabriela. Estos, admirados de la excelente planta y maneras de Paradas, le animaron a seguir en el camino emprendido. Ai fin, el día de Sin Isidro de 1918, Pepe pudo vestir por vez primera el traje del oficio. Se trataba de una corrida que torearon en competencia Fausto Barajas. Parrondo. Muñoz y Frontana; mexicano este último, en cuya cuadrilla salió el novel banderillero. Los toros, de la vacada de Peñalver. salieron duros y difíciles; no obstante. Paradas consiguió destacar por su seguridad y aplomo. 

El 21 de agosto de la misma temporada consiguió, gracias a un ardid, torear por segunda vez. Enterado de que determinado banderillero, previamente anunciado, no estaba dispuesto a hacer el paseo,decidió a suplantarlo, y tan a pedir de boca le salieron las cosas, que cuando trascendió la simulación ya Paradas tenía de su parte al público. Esta salida le abrió las puertas del coso de Tetuán, hasta el punto de torear casi todos los domingos. Era la época en que indefectiblemente se anunciaba ganado de Bertol un día sí y otro también. Bertol y Romera eran a la sazón los empresarios, y esto lo explicaba todo. Al año siguiente consiguió que Retana lo sacara en la primera nocturna celebrada en 1919 en la Plaza madrileña. Y a punto estuvo Paradas de que esta corrida fuera la última de su breve historia. Salió a las órdenes de un modesto novillero llamado Adolfo Guerra, que en unión de tres más habían de pasaportar cuatro novillos del duque de Tovar. Al llegar Paradas al patio de cuadrillas se encontró con que sus compañeros le impedían salir, si previamente no se comprometía a banderillear por el lado izquierdo, Al principio, la pretensión no le preocupó ni poco ni mucho. Por desgrada, le tocó parear a un bicho tuerto del izquierdo, defecto en el que no había reparado en el sorteo. 

Comoquiera que su compañero «Martitos» sólo sabía entrar por el derecho. Paradas hubo de marrar muchas veces en su tenaz intento de banderillear por el lado izquierdo. Se armó el gran escándalo, cobró el hombre sus seis duros y con la amargura del desahuciado obseryó cómo el tiempo pasaba sin que nadie quisiera volver a escucharle. Consiguió su pariente ablandar a Retana, y en una corrida celebrada en Madrid a finales de temporada volvió .Pepe Paradas a ser anunciado. Zarco. Uñarte y Ventolrá lidiaron toros de Miura; el perseverante banderillero triunfó plenamente, abriéndosele,, a partir de entonces un camino firme y seguro. Paradas siguió toreando de banderillero hasta 1922. Durante estos tres años conoció a otros tantos maestros: «Guerrillero». «Juanlllo de Riela» y Emilio Méndez. 

Llegado el invierno de 1922 decidió probarse con la muleta en jos tentaderos salmantinos. El 23 de marzo de este mismo año debutó en Vista Alegre con Eladio Amorós y Lorenzo Latorre, Corriéndose ganado de Ceballos. Armó tal alboroto, que a hombros de la multitud recorrió la gran distancia que separa el ruedo del luiente de Toledo. Y al domingo siguiente lo repitieron para, en unión de Latorre, estoquear tres de don Vicente Martínez y otros tantos de Ceballos El madrileño cosechó un nuevo éxi- to rotundo en los tres tercios. Reiteradamente solicitado por la Empresa madrileña leña. Paradas fué anunciado él 24 ge julio en terna con Pepe Belmonte y Martín Agüero; los toros llevaban el hierro de Esteban Hernández. Estuvo bien, sin cuajar una de las tardes apoteósicas de Carabanchel.