martes, 14 de abril de 2015

ANTONIO CALDERON


Aunque lució menos que su hermano Curro fue buen Picador como él; pero tenla más años y menos alegría por consiguiente. Podía más; sin embargo, que aquél con el brazo derecho. Entendía mucho en el arte, era también inteligentísimo en ganado, y sabia lo que debe saber un buen picador. Por eso, la opinión unánime de los aficionados entendidos le coloco en uno de los más preferentes puestos de su clase. Era natural de Alcalá de Guadaira, pueblo , en el partido de Utrera, provincia de Sevilla. Dejó de existir en el año do 1816 el 18 de Enero, y en dicha villa, a le edad de sesenta ocho años, después de haberse retirado del toreo, hada más de diez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario