miércoles, 21 de octubre de 2015

FLORENTINO RUZ "TINO"


Ruz y no Ruíz se apellidaba este excelente peón y banderillero aragonés ; Florentino Ruz y Gil  y Tino le apodaban como contracción de su nombre. Nació en Villafeliche (Zaragoza), villa del partido judicial de Daroca,  el 14 de marzo de 1888 y donde vivió hasta los diez años, a cuya edad se lo llevaron a la ciudad de los Sitios y en ella comenzó a ganarse el sustento aprendiendo el oficio de mecánico, que practicó siempre, pues hay que hacer constar que, así como no pocos toreros pierden el hábito de todo trabajo manual en cuanto se ponen delante de una res, el Tino simultaneó por espacio de mucho tiempo sus actividades taurómacas con las del oficio que aprendiera. Vistió por vez primera el traje de luces en Zaragoza el 7 de julio de 1912 en un espectáculo económico sin caballos, en el que el infortunado Herrerín estoqueó dos novillos y luego dieron muerte a cuatro vacas el Barberillo y el malogrado Florentino Ballesteros. Quiso ser matador y probó fortuna en una de esas fritadas que en la canícula se dan en dicha ciudad, en un festejo en el que seis bizarros principiantes más o menos apuestos — casi siempre menos — se las entendieron con otras tantas vacas, no quedó satisfecho de su labor y se resignó a ser actor más modesto. 

En 1913 se trasladó a Madrid, donde hizo el servicio militar, y obtenida la licencia, puede decirse que sus primeros pasos en serio fueron los que dio incorporado a Ricardo Anlló (Nacional) y a su hermano Nacional I I , cuando éste empezaba. Volvió a Zaragoza., donde toreó frecuentemente como subalterno, sin cuadrilla fija, hasta la aparición del diestro Lagartito, con quien se colocó desde los principios de éste y a cuya cuadrilla perteneció hasta el año 1928. Aquellas temporadas, sobre todo las comprendidas desde 1925 hasta la antes mencionada fueron las que dieron lugar a que el simpático banderillero aragonés expansionara sus aptitudes y adquiriera el buen concepto de que disfrutaba.  Al dejar a Lagartito, con los matadores que más frecuentemente toreó con los hermanos Armillita, y desde el año 1930 perteneció a la cuadrilla de su paisano, el novillero Paco Cester. El único percance de consideración que  sufrio fue al inaugurarse la nueva plaza de Granada. A donde toreando con Armillita chico sufrió en el cuello una herida de  consideración.  Acompañando a Lagartito fue a Caracas en el invierno de 1926- 1927. Y en la. siguiente temporada realizó otra excursión a Lima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario