sábado, 12 de abril de 2014

JUAN JIMENEZ RIPOLL "EL ECIJANO"



Este diestro nació en Écija el año de 1858, hijo de Andres Jimenez y Francisca Ripoll. En cuanto hubo aprendido la instrucción primaria, sus padres consiguieron que le admitiese a su servicio un conocido ganadero para cuidar las piaras de reses bravas que tenía pastando en una de las mejores dehesas de la provincia de Sevilla. Esta ocupación hizo nacer en él la afición al arte de los Romeros, y le llevó a tomar parte en algunas capeas y novilladas de las que se verificaban en los pueblos inmediatos, y tales aptitudes demostró, especialmente para estoquear, que bien pronto fue solicitado por algunas empresas de importancia. En Sevilla trabajó por primera vez el 25 de Julio del año de 1885, estoqueando, en unión de Juan Manuel Campó y Manuel García (Espartero) seis toros, obteniendo por su trabajo merecidas palmas, y alternó en dicho punto con diferentes matadores, entre los que mencionaremos a los ya citados, y Centeno y Tortero, no desmereciendo de ellos su trabajo. Toreo por primera vez en Madrid el día 8 de Agosto de 1886. El público salió satisfecho de las condiciones que demostró Juan Jiménez, y la empresa le ajustó para tomar parte en otras corridas. Desde entonces gozo de las simpatías del publico de Madrid , contribuyendo a ello su modestia y su constante deseo de complacer. En el año 1887 alternó en Madrid con el Manchao, Fabrilo y Guerrita, obteniendo siempre justas palmas, y en Valencia con Lagartija. En el invierno de 1887 a 88, fue ajustado por la empresa de Montevideo como espada, en unión del Punteret, y allí dejó bien sentada su reputación. Regresó a la Península a principios de la primavera, y fue en España, durante el año 1888, uno de los novilleros que toreó más números de corridas y de los que mejor quedaron por su trabajo. Al terminar la temporada, pasó, en unión del espada Hermosilla a México, donde se captó pronto generales simpatías por sus excelentes condiciones, tanto dentro como fuera de la plaza. Su trabajo en la capital de aquella  región mereció los mayores elogios de los buenos aficionados locales.Desde México pasó e otras poblaciones inmediatas, donde también tomó parte en algunas corridas, escuchando justos aplausos.

Toma la alternativa el 22 de Mayo de 1890 con toros de José Diaz de la Cortina y "Guerrita" que aquel día sustituía a Ángel Pastor, le cedió la muerte del toro "Indio".Toreó en Cuba, donde hizo una meritoria y provechosa compaña; pasó después a México, y decidido a residir en aquel país en forma definitiva, contrajo matrimonio con una joven mexicana, instalándose en la capital. Trabajó bastante en aquellos ruedos, donde en muchas ocasiones figuraba como espada y empresario; facilitó cuanto pudo la labor de los diestros españoles que en el país se hallaban; ayudó a los que, sin contrato previo, se presentaban para torear cómo y donde se terciase, y, en general, realizó con sus medios e influencia beneficiosas gestiones en obsequio a sus desvalidos paisanos.Toreando el 18 de octubre de 1898 en la Plaza de Guadalajara, de la citada república mexicana, sufrió una cogida al pasar de muleta un toro del país, resultando con una gravísima herida en el vientre, herida que le tuvo unas semanas entre la vida y la muerte. Su fuerte naturaleza neutralizó el peligro logró reponerse; pero no curar del todo, por lo cual los facultativos le recomendaron abandonase la profesión del toreo, dedicándose a labores más cómodas y sosegadas, en las que poder evitar todo brusco movimiento, y sobre todo, saltos y caídas, que podían producir peligrosas consecuencias. Juan Jiménez hizo caso, en principio, de los consejos de la ciencia; pero al verse muy mejorado se creyó en condiciones de soportar sin peligro el ajetreo de lo lidia, comenzando nuevamente practicar su arte, sin que ninguna novedad alterase su salud.

Para el 5 de febrero organizó en la capital del Estado de Durango una corrida a su beneficio, para la que adquirió reses de la hacienda de Santa Lucía, que había de estoquear, llevando como segundo espada al novillero español Constantino Quílez, «el Enquileno». Transcurrió sin novedad la lidia de los cuatro primeros toros, y al pasar de muleta al quinto sufrió «el Ecijano» repentinos y fuertes dolores; cedió los trastos a su compañero, y en brazos de las asistencias pasó a la enfermería, donde les doctores apreciaron una gravísima peritonitis ase le ocasionó la muerta momentos después en la misma enfermería. Juan Jiménez, «el Ecijano», fue un matador de toros de más valor y voluntad que arte. Desenvuelto con el capote, banderillero monto y eficaz, pareaba en todos los terrenos, manejaba la muleta con eficacia; pero todos esas labores los realizaba con alguna frialdad, sin las vistosidades y finura características del estilo sevillano, Su carácter corría parejo con el arte que imprimia a su toreo; era serio, formal, buen compañero, jamás se arrojó a competencias para restar aplausos a los que con él toreaban. De los diestros de su tiempo que trabajaron en tierras mexicanas fue uno de los que gozaron de mayores simpatías.Contando las corridas de América toreo en 160 festejos, matando 331 reses.

9 comentarios:

  1. soy bisnieto del ecijano pero soy de México y no se como conseguir una biografía más completa hay una más completa por favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. espero que ahora la encuentres mas completa, saludos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias la verdad me gusto bastante

      Eliminar
  2. ¿Quién fue su esposa? Soy prima de Rogelio Lujano e igualmente bisnieta del Ecijano. Me encuentro sumamente interesada en saber más acerca de su vida privada cómo de sus papás, hermanos, hijos, etc. Te lo agradecería bastante. Gracias. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Yo soy Familiar del ecijano también. Mi abuelita (su bisnieta) tiene información de su vida privada! Si quieres mándame un correo romriccio@gmail.com

      Eliminar
  3. Hola! Yo también soy bisnieta del ecijano! Mucho gusto :)

    ResponderEliminar
  4. Mi mamá se llama Francisca en honor a la abuela de mi abuelo que es hijo de el.ecijano

    ResponderEliminar