sábado, 21 de junio de 2014

JOSE MOYANO FERNANDEZ


En la ciudad de Sevilla, el día 25 de Diciembre. de 1867, nació este diestro, siendo sus padres Antonio e Isabel, honrados artesanos. Cuando tuvo edad para ello le dedicaron a que aprendiera el, oficio de ebanista, ocupación ésta poco grata para él, toda vez que sus inclinaciones eran la de sortear reses; de aquí que, abandonando el taller, se uniera a varios jóvenes de su edad para hacer sus correrías por tentaderos, capeas y demás funciones donde hacen su aprendizaje todos cuantos a la lidia de reses bravas se dedican. Alcalá de Guadaira y Mairena del Alcor fueron testigos de sus primeros pasos en el toreo, y en Santa Olalla recibió el bautizo de sangre el 22 de Agosto de 1887. El toro que debía lidiarse aquella tarde estaba encerrado en el corral de la posada donde se hospedaba José, é invitado éste por varios A que sortease la res antes de que se corriera por la tarde, accedió a la invitación, siendo cogido y volteado A los primeros lances, resultando con una grave herida en el costado izquierdo que puso en peligro su vida. Repuesto de este percance, continuó sus campañas por las capeas, hasta que consiguió entrar en la cuadrilla que entonces dirigía el espada Quinito. Después entró a formar parte de la cuadrilla de Reverte, y sabido es de todos la campaña sostenida varias temporadas por la pareja Moyano-Rodas. Actuó como matador por primera vez en Madrid el 6 de Agosto de 1893, estoqueando reses de González Nandín en unión de Gonzalito. El 10 de Septiembre del dicho año 93 fue herido gravemente en la plaza de esta corte por el sexto toro de Veragua al torearlo de capa; en esta corrida actuaba de matador con el malogrado Lesaca. Por esta época toreaba á las órdenes de Cara ancha, y posteriormente ingresó en la cuadrilla de Bombita. 

 De el dice José F. Coello Ugalde: 

"José Moyano era banderillero. A principios del siglo XX impulsó en España la “Sociedad filantrópica taurina”, que no era otra cosa que amparar el triste y abandonado estado en que quedan muchos de los picadores, banderilleros y puntilleros, cuando sufren alguna cogida, o en las postrimerías de su vida torera, evitando así que se presentara el peor de los estados, aquel en el que después de mil privaciones y miserias estos “humildes de la fiesta” van a morir en el rincón de un hospital. Dicha “Sociedad” encontró acogida entre toreros como Antonio Fuentes, “Bombita-chico”, “Machaquito” y “Cocherito de Bilbao”.


La misión de la Sociedad fue remediar los accidentes que sufriesen los toreros en activo, proporcionándoles médicos y farmacéuticos y medios con que alimentarse hasta su restablecimiento. Este José Moyano vino a México durante varias temporadas en la transición de los siglos XIX y XX. Aquí lo vemos, en la ensoñadora placita de Celaya, en la calle de Aldama.

Dicha plaza, con una vista primitiva, donde para algunos había sido construida a finales del XVIII y para otros, en ocasión de algunas fiestas que estaban por celebrarse a finales de la octava década del XIX, pero que no habiendo un espacio idóneo para ello, fue preciso construirla, conforme a los dictados arquitectónicos de aquella época. Moyano era un tipo simpático, que se hizo querer entre nuestros antepasados, y hasta conocemos de él una auténtica “puesta en escena”, la que realizó para cierta vista cinematográfica allá por 1902 en la plaza de toros de la Villa de Guadalupe, en la ciudad de México".

Moyano, de la coleccion de José F. Coello Ugalde

Falleció en Dos Hermanas (Sevilla) el 30 de Septiembre de 1918 a las 4 de la tarde, era padre del también malogrado Rafael Moyano banderillero que fue en la cuadrilla de Gitanillo de Triana y que falleció tras una larga y penosa enfermedad en 1928.


1 comentario:

  1. Me llamo Andrés Ortiz Moyano. José Moyano era mi tatarabuelo, y Rafael, mi bisabuelo. Ha sido maravilloso encontrar este artículo y las fotos. Muchas gracias.

    ResponderEliminar