martes, 17 de junio de 2014

FRANCISCO DE ASIS ORTEGA DIEZ "EL CUCO"


"Mi madre era cuarterona. Porque mi abuela no era gitana. Mi abuelo, sí. Mi abuelo era gitano, hermano del célebre banderillero el Cuco [Francisco de Asís Ortega Díez], que estuvo colocado con el Tato y con Frascuelo. También tuvo otro hermano que se llamó Barrambín [Gabriel], banderillero de Cúchares, con quien murió en la Habana. Y otro, el tercero, el Lillo [Manuel], que fue banderillero de Cúchares. O sea, que en la dinastía de mi madre hubo tres toreros." (Rafael Gómez Ortega "El Gallo") 

Allá por los años de 1860 a 1862, se representaba con gran éxito en el teatro del Circo de Madrid el famoso drama de Palou y Coll, La Campana de la Almudaina. Una noche se hallaba sentado en una localidad el célebre banderillero Francisco Ortega (El Cuco), acompañado de una mujer, muy bien parecida . Al llegar una de las situaciones más conmovedoras del drama, interpretada, admirablemente por la incomparable Teodora Lamadrid y el eminente actor D. José Valero, se produjo honda emoción en el público, revelándose con lágrimas en casi todas las señoras. La que acompañaba al. Cuco sollozaba también, y éste, abroncao de verla en ,tal estado de excitación, le dijo:

 —Vamos, mujé, no te aflijas: mia que tóo esto es bulo. 


El Cuco perteneció a la cuadrilla del Tato.Francisco Ortega (el Cuco) era gaditano y fue presentado en Madrid por el espada sevillano Manuel Trigo ; le apodaron así no por los significativos de taimado y astuto que tiene la palabra, sino por los de pulido y mono, que también corresponden a la misma, si el Diccionario de la Lengua no miente. Porque habéis de saber—y en la fotografía se puede observar—que el tal Cuco, el legítimo Cuco era pequeñito, derecho y bien plantado, alegre y habilísimo, distinguiéndose por su fina manera de entrar y por su arte para adornarse y realzar su trabajo.Cuando se retiró "lo colocarón" en el matadero de Cádiz donde era muy querido. El Cuco alcanzó larga vida, pues habiendo nacido en el ario 1831, falleció el 14 de Febrero de 1913, es decir, después de cumplir los ochenta y dos años. La época de su mayor apogeo fue de 1860 a 1866, cuando formando pareja con Matías Muñiz a las órdenes del. Tato supo producir grandes entusiasmos con su su arte de rehiletero.
Antonio Sánchez "El Tato" y Francisco Ortega "El cuco" "La Nueva Lidia" 1886
Las cogidas más graves que sufrió fueron las siguientes ; en Madrid el 3 de Noviembre de 1861, en la que el toro "Ciervo" (negro) del Marqués del Saltillo le causó al salir de clavar un par, varias heridas y la más grave en la axila derecha; en Toledo el día 19 de Agosto de 1866 el toro "Larguito" (negro) de don Esteban Antonio de Oliveira le causó una grave cornada en el muslo izquierdo en su parte superior.
UN APODO BIEN PUESTO
La competencia o rivalidad entre «El Tato» y «El Gordito» fue muy enconada y tuvo siempre carácter de enemistad personal. , Y parece ser que, influyó no poco en ello el famoso banderillero gaditano Francisco Ortega, «el Cuco», tan notable en su profesión como en el arte de la intriga.
Tuvo gran habilidad
para sembrar la cizaña
y logró con sutil maña
romper cualquier amistad.
El hombre enredó por cien
y fue "cuco'' para todo;
así que llevó un apodo
que le sentaba muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario